Los trastornos de conducta alimentaria en varones

Los trastornos de la conducta alimentaria son enfermedades muy graves y con una importante comorbilidad psicopatológica.

Se sabe que ser mujer sigue siendo un factor de riesgo para desarrollar un trastorno de conducta alimentaria por una serie de factores genéticos, neurobiológicos, familiares y socioculturales. Pero también es una realidad evidente y contrastada que estas enfermedades están presentes en el género másculino. En 1689, el médico inglés, Richard Morton, publicó una serie de descripciones clínicas llamadas “tisis nerviosas” aproximándose a la descripción de lo que hoy llamamos trastornos de conducta alimentaria (TCA). Entre las primeras descripciones hablaba de un paciente varón de 16 años y desde entonces, hasta hoy en día los casos de TCA en varones han ido aumentado apareciendo en edades más tempranas.

Mientras que la presión sociocultural está en la actualidad sesgada hacia una valoración excesiva de la delgadez en las mujeres, cada vez más, los hombres también perciben esta presión de tener un cuerpo “sin grasa corporal” pero con un gran aumento de su masa muscular, que en algunos casos es desproporcionada,  enmascarando en algunos casos este trastorno al no tener un bajo peso por el exceso de masa muscular pero con una pérdida de grasa corporal peligrosa para la salud.

Tanto en hombres como en mujeres, el principal factor de riesgo para este problema de salud tan grave, sigue siendo “una dieta milagro restrictiva” con el objetivo de perder peso y sin un profesional cualificado que pueda dirigir el tratamiento de forma personalizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *