El paciente asmático

 

La microbiota intestinal es un complejo sistema de microorganismos. Numerosas investigaciones científicas han revelado que esta microbiota se encarga de regular el sistema inmunitario. De ahí que los desequilibrios de la microbiota aumenten el riesgo de enfermedades inmunitarias como el asma.

El exceso de alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas está asociado a una microbiota intestinal poco saludable.

Además, los compuestos fenólico de muchos alimentos son metabolizados por la microbiota intestinal , y los compuestos derivados de este proceso pueden influir en la composición de la microbiota intestinal, como el café.

Por otro lado, varios estudios científicos sugieren que dosis altas en vitamina C (naranjas, kiwis…) , la quercentina (sustancia que contiene la cebolla), la alicina (sustancia presente en el ajo) y los ácidos omega- 3 pueden ser beneficiosos en la alimentación de personas que presenten enfermedad asmática.

Si eres asmático, consulta siempre a un profesional para planificar una dieta adecuada a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *