Consejos para afrontar (nutricionalmente) la enfermedad de Parkinson

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante, que afecta a 160.000 personas en España y a más de siete millones de personas en todo el mundo. Según datos de la Federación Española del Parkinson, en 2040, será la enfermedad grave más común. A día de hoy no se conoce la causa última de la EP. Sin embargo, se considera que podría deberse a una combinación de factores genéticos, medioambientales y los derivados del propio envejecimiento del organismo.

Si estás afectado por la enfermedad o algún conocido o familiar lo está, debes saber que su alimentación debe basarse en alimentos que ayuden a la producción de dopamina, principal neurotransmisor que no está presente en cantidades suficientes y desata el deterioro general.

La dopamina podemos encontrarla en los alimentos como las legumbres, los guisantes, el plátano, los tomates o las judías verdes. Además, nuestro organismo también es capaz de elaborar dopamina a partir de tirosina, que está presente en la carne, el pescado o los huevos.

También es fundamental llevar una dieta rica en antioxidantes (verduras y frutas) para reducir el desgaste de las estructuras neuronales, incluyendo cereales integrales, frutos secos triturados y legumbres. En cambio, debemos disminuir  de nuestra dieta  las grasas saturadas de origen animal y trans.

Y por supuesto, no olvides realizar cinco comidas al día.

Recuerda que cada caso es único, así que si tienes  alguna duda, estaré encantada de poder ayudarte.

Puedes encontrar más información en la web de la Federación Española de Parkinson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *